La tradición artúrica perdida de Benlli Gawr

por El Profesor

En su libro sobre las tradiciones literarias galesas sobre Arturo, Oliver Padel habla sobre un relato que puede guardar un episodio poco conocido de la leyenda artúrica, obtenido del Historia Brittonum (2013: 14-15). En este episodio del Historia se habla sobre san Germanus, santo evangelizador de Bretaña. Él y su comitiva marcharon hacia un fuerte habitado por un malvado tirano del reino de Powys llamado Benlli Gawr, o Benlli el gigante. La primera vez que acuden a la fortaleza les es negada la entrada, pero un servidor del gigante, llamado Cadell Ddyrnllug, les acoge en su casa. Al día siguiente el santo y su comitiva acuden de nuevo a las puertas de la ciudad, pero al no recibir la hospitalidad del Benlli Gawr, el santo pide a Cadell que saque a su gente del fuerte y termina por condenar al malvado gigante. Esa misma noche, cae una llamarada desde el cielo e incendia el fuerte, muriendo abrasados todos los que residían en él.

Otra versión distinta a la del Historia acerca de la muerte del gigante Benlli se encuentra en una composición dedicada a san Cynhafal, escrita por el poeta del siglo XV Gryffydd ap Ieuan (Bartum, 1993: idem). En esta composición el gigante recibe el nombre de Enlli, y es castigado por el santo haciéndole sufrir un intenso dolor y un fuego feroz, por lo que el gigante se lanza a las aguas del rio Alun buscando apagar las llamas que lo abrasaban. Sin embargo, las aguas del río se retiran milagrosamente hasta tres veces, por lo que finalmente los requemados huesos del gigante quedaron depositados en las márgenes del rio. Tanto si fuera obra de san Germanus como si se tratara de san Cynhafal, ambas versiones coinciden en que la muerte del gigante tuvo lugar por el fuego.

Existe otra tradición que nos habla de Belli ap Benlli Gawr, hijo del gigante (Bartum, 1993: cf. Beli ap Benlli Gawr), muerto a manos del héroe histórico galés Meirion ap Tybion, que vivió en torno al siglo V. En el manuscrito Perniarth Ms.267, escrito en el siglo XVII, se dice que este héroe luchó contra Beli en las cercanías de Moel Fenlli, en un paraje llamado Maes Mawr, «la Gran Llanura». En el lugar donde el gigante fue muerto, Meirion ordenó alzar dos grandes piedras que marcaban su tumba, que a finales del siglo XVI aún se mantenían en pie. El recuerdo de esta tumba está conservado en la estrofa nº73 de las Estrofas de las Tumbas, donde dice de Beli: «Orgullosa era su mano en la espada», remarcando su valor guerrero, igual que su padre.

A la muerte del Benlli Gawr, el Historia afirma que el territorio fue heredado por su sirviente Cadell Ddyrnllug, tomando posesión del señorío llamando Iâl, ubicado a ambos lados de las riveras del río Alun. Se trataba de uno de los territorios más septentrionales del reino de Powys, limítrofe con Gwynedd. Aunque la narración del Historia se mueve en el marco de la leyenda, lo cierto es que este personaje es considerado un antepasado de la dinastía de los reyes de Powys (Bartum, 1993: cf. Cadell Ddyrnllug). Más aún, el propio Cadell, aunque convertido en un porquerizo bajo la servidumbre del gigante cuando san Germanus acude al fuerte, parece poseer una descendencia que lo convierte en un héroe de la tradición. Distintos libros genealógicos galeses situaban a Cadell como descendiente de Vortigern, el rey britano que invitó a los anglos y sajones a penetrar en la isla, y una figura muy importante de la tradición histórica britana. De alguna manera, este descendiente de tan alto linaje acaba sometido bajo el poder del gigante, aunque su historia indica que, pese a la adversidad, estaba destinado a convertirse en un padre de reyes. Aún tras la toma de poder por parte de Cadell, el hijo de Benlli tuvo que ser muerto por el héroe Meirion, por lo que cabe la posibilidad de que la historia acerca del gigante y su descendencia formaran parte de una tradición legendaria propia de la región y asociada con la historia fundacional de la dinastía de Powys.

Todos los lugares relacionados con la leyenda del gigante y su hijo se encuentran en torno a la región de Iâl, entre los territorios actuales de los condados de Denbighshire y Flintshire, lo que sugiere que se trataba de una tradición local asociada con elementos del relieve muy característicos. El lugar del fuerte de Benlli Gawr está identificado con la colina Moel Fenlli, que forma parte de una cadena de colinas conocida como Clwydian range (Bartum, 1993: cf. Benlli Gawr). En lo alto de la colina de 500 metros de altura sobre el nivel del mar se alzan los restos de una fortificación con terraplenes asociada con la corte del gigante, construida durante la Edad del Hierro pero vuelta a habitar durante la Alta Edad Media. En su entorno pueden encontrarse el lugar donde ocurrió el milagro de san Cynhafal junto al rio Alun se sitúa en las cercanías de la parroquia of Cilcain, y las piedras erigidas para marcar la tumba del hijo de gigante en Maes Mawr es conocido como Nan y Meini, el Arroyo de las Piedras.

El hill-fort de Moen Fenlli es un yacimiento arqueológico situado en la cordillera Clwydian, formada por un conjunto de colinas situada el norte de Gales. Posee unas 10 hectáreas de terreno y actualmente puede visitarse siguiendo una ruta de senderismo. En esta web puede leerse más información sobre este castro britano. Igualmente, aquí puede verse una reconstrucción del castro, tal vez con la forma que tenía cuando Arturo y sus guerreros lo asaltaron y le prendieron fuego.

Rachel Bromwich (2014: lxi, lxv n.87), en su comentario sobre los conocimientos que los poetas de anteriores al siglo XII debía poseer sobre la tradición galesa, indica que uno de los héroes y ciclos narrativos conocidos era el relacionado con el gigante Benlli, un ciclo que debía incluir a su hijo, aunque las Tríadas que pertenecerían a este período presentan una flagrante omisión de aspectos referentes a este gigante. Los dos relatos protagonizados por los santos que refieren la muerte del gigante parecen reflejar la línea común de su muerte por el fuego. Que las dos referencias tengan siglos de diferencia, con el relato del hijo de Benlli situado entre ambas, indica que esta tradición era bien conocida, si bien con el tiempo el personaje que llevaba a cabo la destrucción del gigante pudo haber cambiado. Para ahondar más en la pervivencia de esta narración, la figura de Benlli también se puede rastrear a través de referencias indirectas en distintos poemas entre los siglos XII y XIII.

Nerys Ann Jones (2019: 80-82), indica que una de estas referencias aparece en la obra del poeta Cynddelw Brydydd Mawr, o Cynddelw el Gran Poeta, contenida en el compendio de poesía galesa conocida como Manuscrito Hendregadredd, una recopilación pormenorizada de poemas cortesanos anteriores a 1282. Cynddelw escribió una elegía a Madog ap Maredudd, señor de Powys muerto en 1160. En esta obra el poeta elogia a la banda guerrera de Madog comparándola con tres famosas bandas guerreras del pasado, las de Cynon, Arturo y Benlli. Cynddelw, en otra elegía dedicada a Cadwallon ap Madog, muerto en 1140, utiliza la figura de Benlli en su caracterización como tirano, lo que encaja con el relato del Historia, pero el poeta Llywarch Brydydd, cohetáneo de Cynddelw, utiliza a Benlli como un ejemplo de valor, lo que permite conectarlo con su carácter de guerrero que sugiere la referencia a la fama de su banda de guerra. Por último, el poeta del siglo XIII Bleddyn Fardd, compara la habilidad de combate de su patrono Dafydd ap Llywelyn con Arturo en su ataque al fuerte de Benlli. Esta última referencia no parece tener relación con ninguno de los relatos protagonizados por santos que se conservan, y apunta a la posibilidad de que el relato original incluyera a Arturo como el responsable de la muerte del gigante, así como Meirion acabó con su hijo.

La figura de Arturo como matador de gigantes es muy conocida en la tradición galesa (Grooms, 1993), lo que le convierte en un protagonista verosímil del relato. Que la figura de Arturo se vea usurpada o añadida a relatos hagiográficos tampoco es extraño en el contexto de la literatura galesa (Padel, 2013: 26). Es muy conocido, por ejemplo, cómo el cronista Caradog de Llancarfan, en el siglo XII, escribió la vida de San Gildas incluyendo varios pasajes que estaban directamente tomados de leyendas que tenían como protagonista a Arturo (Padel, 2013: 41), escribiendo acerca de la enemistad de Arturo y Huail, y el rapto de Gwenhwyfar por Melwas. En ambos relatos, Arturo no es desplazado del protagonismo, si no que ambos episodios son reescritos por el cronista para situarlos en la esfera de san Gildas. Considerando la forma en que diferentes autores eclesiásticos tomaron a Arturo como referencia para sus construcciones literarias, resulta plausible afirmar que la tradición del gigante Benlli que los poetas galeses de la Plena Edad Media debían conocer era una de las narraciones que incluían a este gigante, su banda guerrera, su hijo Beli y a los héroes Arturo y Meirion como los vencedores de ambos gigantes.

Con todos estos datos, y utilizando la imaginación, podemos ir más allá y tratar de volver a dar forma a la tradición de este gigante. Sabemos que Benlli Gawr era un guerrero valiente, capitán de una afamada banda de guerra. Su figura sin embargo es relacionada con la de un tirano, un malvado antagonista destinado a caer en manos del héroe. Benlli y su banda pudieron hacerse con el poder de Moen Fenlli, usurpándolo a Cadell Ddyrnllug, convertido tras la llegada del gigante y su banda en un simple porquerizo.

La manera en que Arturo acaba por aparecer en el relato es difícil de plantear. Su papel como matagigantes explica que Arturo pudiera llegar hasta el norte de Gales para abatir al gigante y su banda por sus maldades, ya que la cualidad de tirano con la que el gigante es descrito bien podría haber sido ejercida por su propia fuerza y la de los guerreros bajo su mando. En ese contexto resulta adecuado plantearse si precisamente ese valor de tirano se aplica por haber arrojado del gobierno al legítimo heredero del fuerte, Cadell, dibujando al gigante como un usurpador fuera de la ley que ejerce su autoridad sobre un territorio que no le pertenece. Esa circunstancia es muy sugerente para encontrar a Arturo como salvador: tal vez Cadell acudiera a solicitar su ayuda, o al conocer las desventuras de la tierra sometida al yugo del gigante tirano, Arturo y su banda acudieran a resolver el entuerto.

En el relato de san Germanus, Cadell recibe al santo y le sirve en su propia mesa, cuando a la mañana siguiente Germanus lanzará la fatal maldición que acabará con el fuerte en llamas durante la noche. Si sustituimos a Germanus por Arturo, podemos ver cómo Cadell acoge a sus salvadores, y en la casa traman un plan de ataque. Dado que la banda del gigante es afamada por su ardor guerrero, el plan puede incluir un ataque nocturno al fuerte, por el cual Arturo y sus guerreros queman vivos a Benlli y a su banda guerrera. La referencia a la lanza de Arturo en el fuerte de Benlli puede indicar que además del incendio pudo haber una batalla. De la muerte de la banda guerrera el hijo del gigante Belli ap Benlli es un superviviente. ¿Sobrevivió a la quema del fuerte, o no se encontraba presente cuando ocurrió? Si Belli acudió a Moen Fenlli a vengar la muerte de su padre es posible que no se encontrara presente en el momento de su muerte, y que su regreso al fuerte se encuentre dentro del esquema narrativo del hijo que acude a vengar a su padre. Que fuera otro héroe, Meirion, el que acaba con él explica que Arturo ya no estaba disponible para luchar, por lo que el motivo del hijo del gigante no parece tanto vengarse del asesino de su padre si no reclamar el reino que su padre había usurpado. Sea como fuere, lo cierto es que Belli es también derrotado y muerto, y con su final el territorio de Iâl quedó libre de la amenaza de los gigantes para siempre.

Imagen de portada: Álvaro Tapia.

¿Te ha resultado interesante este artículo? Colabora con Voces de Bronce y Hierro convirtiéndote en un mecenas a través de la plataforma Ko-fi.

Referencias:

BARTUM, P. C. (1993, 2009): A Welsh Classical Dictionary. The National Library of Wales. Versión online en: https://www.library.wales/discover/digital-gallery/printed-material/a-welsh-classical-dictionary

BROMWICH, R. (2014): Trioedd ynys Prydein. Cardiff: University of Wales Press.

GROOMS, C. (1993): The giants of Wales. Cewri Cymry. Lewiston: Edwin Mellen Press.

JONES, N. A. (2019): Arthur in early welsh poetry. Cambridge: MHRA.

PADEL, O. J. (2013): Arthur in Medieval Welsh Literature. Cardiff: University of Wales Press.

Deja una respuesta